Ilustración de bacterias en las encías con la leyenda "Causas"
Ilustración de bacterias en las encías con la leyenda "Causas"

Causas

Cómo fumar te pone en riesgo de tener sangrado de encías

Fumar es malo para la salud, lo que incluye las encías. Si fumas, corres un mayor riesgo de desarrollar sangrado de encías, y si la tienes, es probable que sea más grave y más difícil de tratar que en las personas que no fuman. Mientras más fumes y durante más tiempo seas fumador, mayor será el riesgo.

Cigarrillo encendido en el cenicero

¿Por qué los fumadores corren un mayor riesgo de desarrollar sangrado de ENCÍAS?

Los problemas de encías como la gingivitis son producidos por la acumulación de placa bacteriana en los dientes, a su alrededor y entre ellos. Esto puede irritar las encías, lo cual provoca enrojecimiento, hinchazón y posible sangrado al cepillarse los dientes o pasarse el hilo dental. Si no se trata, puede volverse más grave e incluso puede provocar la pérdida de dientes.

Dado que el fumar debilita la capacidad del cuerpo para luchar contra las infecciones, puede resultar más difícil combatir una infección de encías y, una vez que las encías estén dañadas, será aún más difícil combatir dicha infección.

El otro motivo por el que los fumadores corren un mayor riesgo es que al fumar pueden ocultarse los signos del sangrado de encías.

El sangrado de encías al cepillarse los dientes y pasarse hilo dental es un síntoma común de gingivitis, pero como la nicotina restringe el flujo de sangre hacia las encías, es posible que los fumadores no presenten esta primera señal de advertencia.

Las encías sanas tienen un color rosado y su enrojecimiento puede implicar un signo del sangrado de encías. Esta es otra señal que puede pasarse por alto si fuma, ya que las encías de los grandes fumadores pueden adquirir un color grisáceo o decolorarse.

Por qué la enfermedad periodontal puede empeorar en los fumadores

Si estos primeros síntomas se pasan por alto, es posible que no se detecte una enfermedad periodontal hasta que sea más grave. Esto es un problema, ya que cuando los fumadores desarrollan gingivitis, es más difícil de tratar. ¿Por qué? Porque el fumar reduce la capacidad del cuerpo para combatir y curar una infección de encías y es posible que los tratamientos no funcionen tan bien como en las personas que no fuman. Esto significa que los fumadores tienden a desarrollar una enfermedad periodontal más grave y son más propensos a presentar pérdida de piezas dentales en consecuencia.

Cómo prevenir y proteger del sangrado de encías

El primer paso es dejar de fumar. Incluso en las personas que tienen una enfermedad periodontal grave, el dejar de fumar marca la diferencia. Por lo tanto, si necesitas otro buen motivo para dejar de fumar, considera que esto ayudará a mantener tus encías y dientes sanos.

La eliminación de la placa bacteriana con una buena rutina de salud bucal también permitirá mejorar la salud de tus encías. Cepillándote los dientes dos veces por día con la crema dental parodontax ayudas a remover físicamente la acumulación de bacterias a lo largo de la línea gingival, lo que permite mantener las encías sanas y los dientes fuertes.

Es especialmente importante que los fumadores se realicen controles periódicos ya que mediante un examen profesional se pueden detectar signos del sangrado de encías, incluso si están ocultos por el hábito de fumar. Tu odontólogo también puede indicarte lo que puedes hacer para prevenir que el sangrado de encías empeore.

*Ocasionado por placa.