Escupir saliva con sangre en el lavabo
Escupir saliva con sangre en el lavabo

Signos

¿Qué causa la pérdida de dientes?

Cuando eras niño, perder un diente significaba un rito necesario para pasar a la adultez. Sin embargo, de adulto, significa una experiencia angustiante e irreversible con consecuencias de larga duración en cuanto a la apariencia de la boca, e incluso con respecto a tu autoestima.

Hay varios motivos por los que podrías sufrir la pérdida de dientes en la adultez. Puedes perder un diente en un accidente o como consecuencia de afecciones médicas, pero una de las causas de la pérdida de los dientes, es un problema de encías grave e irreversible: periodontitis.

Ilustración de un diente flojo

¿Por qué los problemas de encías pueden provocar la pérdida de dientes?

Tener encías sanas es fundamental para la salud de los dientes.

El hueso de la mandíbula mantiene a cada diente firme en su cavidad. Por este motivo es importante que este hueso no esté expuesto a bacterias, ya que una infección podría provocar daños y, potencialmente, la pérdida de piezas dentales. Sus encías proporcionan una barrera protectora entre el hueso y la placa bacteriana de la boca.

El avance de la enfermedad periodontal comienza con una acumulación de placa bacteriana, la cual puede irritar las encías. Esto puede causar el enrojecimiento y la inflamación de las encías, e incluso estas podrían sangrar cuando te cepillas los dientes y usas el hilo dental. Estos son los signos de la primera etapa de la enfermedad periodontal, la gingivitis. Si este problema no se trata, puede derivar en la segunda etapa irreversible, la periodontitis, y con el tiempo en la pérdida de dientes.

Esto se debe a que la acumulación de placa bacteriana puede provocar que las encías se retraigan de los dientes, lo cual deja pequeños espacios donde puede acumularse más placa y pueden desarrollarse infecciones. Si estas infecciones no se tratan, pueden afectar el hueso y los tejidos de las encías que proporcionan la estructura de soporte de los dientes. Si los huesos y tejidos de las encías se dañan, los dientes pueden aflojarse.

La clave para prevenir la pérdida periodontal de dientes es no dejar que las cosas avancen.

Los controles periódicos con el odontólogo son fundamentales ya que, a diferencia de la sensibilidad, la enfermedad periodontal no siempre es dolorosa. De hecho, al principio es posible que ni siquiera te des cuenta de que la tienes, pero un examen profesional puede detectar las primeras señales para que puedas tomar medidas para tratar la enfermedad periodontal antes de que empeore.

Esto es especialmente importante si fumas porque fumar puede ocultar los síntomas de la enfermedad periodontal.

*Ocasionado por placa.