¿Deseas mantener tus encías sanas?

Las encías sanas no sangran. Por lo que si alguna vez has visto sangre al cepillarte los dientes o al pasarte el hilo dental, no lo pases por alto. Esto podría ser una señal de problemas en las encías. Si no hay un cuidado adecuado de las encías se puede presentar enrojecimiento o inflamación de encías, encías retraídas, mal aliento y, con el tiempo, la pérdida de dientes. Para proteger tus encías del sangrado ocasionado por placa, cuídalas con una buena rutina de salud bucal.

Obten más información sobre el cuidado de las encías.

*Ocasionado por placa.