APARATOS DE ORTODONCIA, RETENEDORES Y SANGRADO DE ENCÍAS: DATOS

Si los aparatos de ortodoncia o retenedores están colocados de manera correcta, no deberían provocar que las encías sangren. El desafío es que, al usar aparatos de ortodoncia, debes ser especialmente cuidadoso en mantener las encías y los dientes limpios para asegurarte de eliminar de forma eficaz cualquier acumulación de placa bacteriana.

Todos tienen placa bacteriana en la boca y, si no se elimina con un cepillado regular y eficaz, puede acumularse e irritar las encías, lo que provoca enrojecimiento, inflamación y sangrado de encías.

Si has visto sangre cuando te cepillas los dientes o te pasas el hilo dental, debes avisarle a tu odontólogo para obtener consejos sobre el tratamiento.

Asimismo, si sientes alguna molestia al usar aparatos de ortodoncia o retenedores, debes visitar a tu odontólogo para buscar una solución.

De qué manera los aparatos de ortodoncia o retenedores pueden afectar las encías

El uso de aparatos de ortodoncia o retenedores puede hacer que las encías se vuelvan más vulnerables. A veces, las partículas de los alimentos pueden depositarse dentro de las encías o a su alrededor; si no se eliminan, pueden provocar la acumulación de placa bacteriana, una de las causas principales del sangrado de encías. Por eso, es importante mantener las encías y los dientes limpios, especialmente si usas aparatos de ortodoncia o retenedores.

La eliminación de las partículas de los alimentos en la boca al cepillarse los dientes puede ayudarte a prevenir la acumulación de placa bacteriana; y seguir una buena rutina de salud bucal diaria es la mejor manera de mantener encías sanas, dientes fuertes y aliento fresco. El odontólogo también te indicará la mejor manera de limpiar los aparatos de ortodoncia o el retenedor.