SEIS POSIBLES CAUSAS RECURRENTES DEL MAL ALIENTO

Cuando tienes mal aliento, puede ser embarazoso y puede hacerte sentir incómodo en situaciones sociales o para acercarte a alguien. Es por esto que es importante comprender mejor las causas del mal aliento. Aquí abordaremos seis causas posibles del mal aliento y qué hacer al respecto:

1. NO TE CUIDAS LOS DIENTES NI LAS ENCÍAS ADECUADAMENTE

La bacteria de la placa se acumula constantemente en los dientes, a su alrededor y entre ellos, y esto podría ser responsable del mal aliento. Debido a que esta bacteria desintegra las partículas de los alimentos en la boca, puede liberar un gas con olor desagradable que provoca mal aliento.

La mejor manera de evitar esto es cepillarte los dientes dos veces por día con una crema dental con flúor y usar hilo dental para eliminar la placa y los alimentos atrapados en esos lugares difíciles de alcanzar entre los dientes.

2. PUEDES ESTAR A PUNTO DE presentar SANGRADO DE ENCÍAS

El mal aliento puede ser una de las primeras señales del los problemas en las encías, ya que este también es provocado por la acumulación de placa bacteriana a lo largo de la línea gingival. Si no se remueve, la placa puede provocar sangrado y encías inflamadas. Si no se trata, podría provocar problemas de encías mucho más graves.

Para ayudar a prevenir el sangrado de encías cepíllate los dientes dos veces por día con una crema dental con flúor como parodontax, que está formulada especialmente para remover más placa* que una crema dental común.

3. LO QUE COMES Y BEBES

Ingerir alimentos con olores fuertes, como ajo, cebolla y especias, o beber café o alcohol puede provocarte temporalmente mal aliento. La mejor forma de detener esto es evitar estos tipos de alimentos y bebidas.

4. ERES FUMADOR O MASTICAS TABACO

Fumar cigarrillos, usar pipas, o inhalar o masticar tabaco pueden provocar mal aliento. También pueden manchar tus dientes y generar más riesgo de desarrollar sangrado de encías. Deja el hábito de fumar para tener una boca más sana, dientes más blancos y aliento más fresco.

5. ESTÁS HACIENDO UNA DIETA ESTRICTA

Estar en ayunas o hacer una dieta estricta o baja en carbohidratos puede provocar el efecto secundario de causar mal aliento. Esto se debe a que cuando se fuerza al cuerpo a desintegrar las grasas, este produce sustancias químicas llamadas cetonas. Estas se liberan por el aliento y provocan que huela mal. Este tipo de mal aliento solo puede curarse si cambias tus hábitos alimenticios.

6. TIENES UNA AFECCIÓN MÉDICA

En pocos casos, algunas afecciones médicas pueden provocar mal aliento. Una es la "boca seca" o, para usar su nombre médico, la "xerostomía", que se produce cuando el flujo de saliva a la boca se ve interrumpido. Esto puede provocar mal aliento debido a que la saliva ayuda a mantener la boca húmeda y eliminar las bacterias que lo causan.

Las afecciones gastrointestinales, la diabetes y las infecciones en la garganta y el pecho también pueden provocar mal aliento. Si tienes alguna inquietud respecto del mal aliento, habla con tu odontólogo o con tu médico.

*Vs una crema dental regular, con una limpieza profesional & un cepillado dos veces al día.